Inicio Animales Sorprendentes Panda, mucho más que un enorme y bonachón devorador de bambú

Panda, mucho más que un enorme y bonachón devorador de bambú

654
0
Compartir

Sin ir más lejos, el panda gigante es un insaciable devorador de bambú. Un ejemplar medio se pasa casi la mitad del día comiendo. Podríamos decir que 12 de cada 24 horas las pasa devorando bambú.

Panda, oso panda, costumbres del oso panda, animales en peligro de extinción, hábitos del oso panda




Demás está decir que hace sus necesidades docenas de veces al día. Hacen falta 12.5 kilos de bambú para cubrir las necesidades alimenticias diarias de un panda gigante, que arranca ansiosamente los tallos con su llamado “sexto dedo”, que no es otra cosa que una extensión de los huesos de sus muñecas, los cuales usa a modo de pulgares. Aunque es un animal herbívoro, ocasionalmente también come pájaros o roedores.

El Panda era carnívoro, pero hoy es vegetariano

Panda, oso panda, costumbres del oso panda, animales en peligro de extinción, hábitos del oso panda

Hace millones de años, el panda era carnívoro, pero su evolución lo convirtió en vegetariano. Conserva sus 42 dientes y colmillos, con los que tritura el bambú con una facilidad asombrosa.

Una vez que el panda ha sacado el corazón del bambú, lo mastica para beber sui jugo, el cual es ligeramente azucarado, pero poco nutritivo. Es por esta razón que el panda debe masticar gran cantidad de bambú para sentirse satisfecho.

Panda, oso panda, costumbres del oso panda, animales en peligro de extinción, hábitos del oso panda

Actualmente, los pandas viven en libertad en una limitada zona de China y Nepal, donde el inclemente frío no les hace daño, debido al grueso pelaje que cubre su cuerpo.

En esos lugares, las elevadas plantaciones de bambú son frescas y húmedas, como a ellos les gusta. En verano pueden ascender hasta los 4.000 metros de altitud para buscar su alimento en las laderas más altas.

Panda, oso panda, costumbres del oso panda, animales en peligro de extinción, hábitos del oso panda

Es habitual ver a los osos panda comer relajadamente sentados en el suelo, con sus piernas traseras estiradas hacia adelante. Aunque den la impresión de ser sedentarios, trepan a los árboles con gran habilidad y son excelentes nadadores.

Utilizan su evolucionado olfato para detectar a su hembra

Los pandas gigantes son animales solitarios. Tienen un sentido del olfato muy desarrollado, que los machos emplean para evitarse entre sí y para encontrar una hembra con la que aparearse en primavera.

Tras un embarazo de cinco meses, la hembra da a luz a un único cachorro o a gemelos, aunque en este caso no es capaz de cuidar de los dos. Los pequeños llegan al mundo pesando aproximadamente unos 150 gramos y no pueden gatear hasta cumplidos los tres meses. Nacen ciegos y de color totalmente blanco; sólo más tarde su pelo toma las tonalidades que lo caracterizan.

Panda, oso panda, costumbres del oso panda, animales en peligro de extinción, hábitos del oso panda

De acuerdo a un censo realizado recientemente, se dice que sólo quedan unos 1,000 pandas gigantes en libertad, y probablemente otros 100 en zoológicos de todo el mundo. Mucho de lo que sabemos sobre los pandas proviene de la observación de los ejemplares en cautividad, ya que los pandas de las montañas chinas son esquivos y raros de ver.

Sí son osos, después de todo

De acuerdo a un estudio realizado en Wanglang Nature Reserve, los pandas gigantes son osos y no miembros de la familia del mapache; además, son considerados un tesoro nacional en China, matar un panda en ese país acarrea la pena de muerte y según se sabe, no han sido pocos los individuos que han sido ejecutados por atentar en contra de la vida de esta maravillosa especie que, al igual que tantos otros animales, se encuentra en peligro de extinción, debido a la caza furtiva y a que el hombre está destruyendo su hábitat natural.