Inicio Mundo Marino Las medusas, uno de los animales más venenosos y fascinantes del mundo

Las medusas, uno de los animales más venenosos y fascinantes del mundo

468
0
Compartir
medusas

Fluorescentes y majestuosas, las medusas son consideradas los pavorreales del mar. Cubiertas de grandes y asombrosos velos de colores, su belleza es engañosa, ya que esconden millares de púas y arpones altamente peligrosos. ¡Esa majestuosidad lleva nombre de muerte!

medusas




Las medusas son más letales que el tiburón

Si el lector es curioso y echa una ojeada a los datos y registros de muertes en el mar, se dará cuenta que el ser vivo que mata a mayor número de seres humanos es la medusa. ¡Supera por 25% a los tiburones y otros enemigos letales! Es el animal que más temen los buceadores, quienes prefieren nadar entre varios escualos que con esta terrible criatura.

Tamaños sorprendentes

Medusas

Existen medusas como las de los mares de Oceanía que miden unos cuantos centímetros y otras, que habitan el Océano Pacífico, que alcanzan los dos metros y medio de diámetro y cuyos tentáculos llegan a medir hasta 35 metros de largo. La medusa “melena de león” tiene nada menos que 1200 tentáculos, y algunos ejemplares hasta más.

También te puede interesar: Los peces más peligrosos del mundo

Además, carecen de cerebro, corazón, pulmones y huesos. Esto no les impide ser excelentes nadadoras y que tenga gran capacidad de supervivencia.

Las medusas cuentan con millones de arpones letales

medusas

Lo más peligroso de estas “gelatinas vivientes”, son los millones de arpones letales que tienen en sus tentáculos. Los usan para cazar y defenderse. Los únicos animales inmunes al veneno de sus arpones son las tortugas marinas, las cuales las devoran golosamente. Se calcula que anualmente, este animal provoca la muerte a entre veinte y veinticinco personas en las playas de todo el mundo.

Apetito voraz

Las medusas se dejan llevar por las corrientes y son tan voraces que, aunque ya estén llenas, continúan cazando. ¿Dónde meten ese alimento? Al estar llenas, crecen un poco para dar cabida a más comida. Es por eso que muchos ejemplares son auténticos monstruos gigantes. Devoran desde plancton hasta crías de salmón, peces chicos, camarones, en fin, ¡Todo lo que se mueva a su lado!

Encuentro fatal

medusas

Si algún bañista o buzo desprevenido osa pasar cerca de una medusa, ésta le dispara una buena carga de dardos, los cuales son muy dolorosos y obligan a la víctima a revolcarse desesperadamente en el agua. El fluido ponzoñoso corre por las venas hasta el corazón y la persona siente cómo todos sus músculos se paralizan. Un sopor lo inunda, poco a poco va cayendo en un sueño fatal y la oscuridad lo envuelve. Es la oscuridad que cierra las puertas de la vida y abre el abismo negro, profundo y tenebroso de… la muerte.