Inicio Mundo Marino Caballito de mar, el papá más responsable del reino animal

Caballito de mar, el papá más responsable del reino animal

323
0
Compartir
Caballito de mar

El caballito de mar es un pequeño habitante del mar que es muy distinto al resto de las especies de equinos. Su nombre nace de la extraña apariencia de su cabeza, similar a la cabeza de un caballo, pero en nada más se puede comparar con ellos.

Entre sus características físicas están la de no contar con aleta caudal o cola, la cual evolucionó hasta transformarse en una cola prensil que les permite agarrarse de algas y plantas.

Caballito de mar

También cuentan con un esqueleto externo o exoesqueleto, el cual se forma gracias a anillos óseos, también llamada armadura de placas o escudo óseo. Como ya se dijo, su cola es sumamente útil y prensil, y con ella se sujeta a diversas superficies, desde plantas hasta rocas. Las aletas del pecho y la de la espalda (pectorales y dorsales, respectivamente) son muy pequeñas y tiene forma de abanico.

También te puede interesar: Cuando los animales se asocian por un beneficio mutuo

El caballito de mar puede tardar hasta dos días para recorrer in kilómetro de distancia

Caballito de mar

El caballito de mar se impulsa de forma horizontal mediante las vibraciones de la aleta de la espalda, la dorsal que agita unas 3 veces y media por segundo, por lo que sus movimientos son lentos, tan es así que se ha calculado que para recorrer un kilometro de distancia, tardaría alrededor de dos días y medio de marcha.

El desplazamiento vertical lo consigue usando las aletas pectorales y nivelando el volumen de aire de sus diminutas vejigas natatorias. Sus ojos se mueven independientemente uno del otro y moviendo su cabeza puede vigilar perfectamente entre las hierbas en las que viven. En caso de que lo anterior llegara a fallar, pueden cambiar de color, como el camaleón, escondiéndose así a simple vista entre corales y piedras.

En total suman unas 100 especies de caballito de mar distribuidas por todo el mundo.

Caballito de mar

Ellos, como otras muchas especies de peces, viven en aguas tropicales y mares templados del planeta, muy cerca de las costas, aunque su distribución no es continua, esto es, que pueden vivir en una región de la costa de África Occidental, pero en la siguiente podría no haber ni un solo caballito de mar.

Si todo esto no les ha parecido sorprendente, les contaremos que durante la reproducción, después de la fecundación, la hembra “deposita” con la ayuda de una papila genital de unos 3mm de largo los huevos a la bolsa ventral (incubatriz) de los machos, dicha bolsa está recubierta de suave tejido y dispuesta en compartimentos, para mantener cada huevo separado, como en células esponjosas.

Caballito de mar

Los machos son los encargados de cuidar y dar a luz a las crías, siendo una de las pocas especies animales que cambia los papeles en este aspecto. La hembra deposita los ovocitos en el saco ventral del macho; una vez dentro los espermatozoides los fecundan. Se cree que esta capacidad les permite tener mayor descendencia ya que mientras el macho incuba los huevos la hembra puede crear nuevos ovocitos que introducirá en el macho prácticamente tras el parto.