Inicio Comportamiento animal Armas de ataque y defensa, la sorprendente “carrera armamentista” que se desarrolla...

Armas de ataque y defensa, la sorprendente “carrera armamentista” que se desarrolla en el Reino Animal

351
0
Compartir
Armas de ataque y defensa
Los dientes de este gato montés o gato salvaje son, junto con sus garras, sus mejores armas.

Todo animal que caza necesita armas de ataque y defensa  para capturar a sus presas, las garras y dientes lo son. De igual forma hay especies que usan otros métodos, por ejemplo el veneno. En la naturaleza, un animal huye cuando es acosado, pero, si se ve arrinconado defiende su vida o a su cría, mordiendo, arañando o, como el zorrillo, lanzando orines sumamente apestosos.

Armas de ataque y defensa

En el caso de los animales cazadores, éstos tienen mandíbulas fuertes con dientes muy agudos. Así pasa con los perros y gatos, quienes tienen 4 colmillos largos y puntiagudos que usan como “cuchillos” para rasgar la carne de sus enemigos.

Por su parte los simios, que nos son cazadores, también tienen grandes colmillos que muestra para amedrentar a sus enemigos, por ejemplo, cuando bostezan o gruñen.

Armas de defensa y ataque.. En sólo 10 años a un tiburón le crecen, usa y descarta unos 24 mil dientes

Armas de ataque y defensa

Los jabalíes y elefantes, tienen largos colmillos que les sobresalen del hocico. Los usan para sacar raíces, y para defender a sus crías y a ellos mismos. Los paquidermos, por ejemplo, no titubean en atacar tigres, leopardos o leones.

También te puede interesar: Los peces más peligrosos del mundo

Los peces y los tiburones, quienes carecen de extremidades para sujetar a sus presas, se auxilian de sus varias hileras de dientes para destrozarlas. Cuando los dientes de la primera hilera se desgastan, los de la segunda se desplazan para ocupar el sitio.

No todas las garras sirven para sujetar a una presa

Armas de ataque y defensa

Armas de ataque y defensa. Las garras, como están curvadas, sirven para enganchar a la presa, cuando las clavan en la carne los esfuerzos que hace la víctima para librarse, solo sirven para que se hundan más. Excepto los chitas, todos los felinos pueden retraer las garras. Cuando un gato, sea salvaje o no, camina o corre, las mantiene ocultas para que no pierdan su filo.

Los osos, mapaches y tejones, no pueden ocultar sus uñas, que usan principalmente para excavar y trepar, como armas de caza. Aún así, los primeros sueltan zarpazos con sus patas delanteras.

Armas de ataque y defensa. Los animales de pezuñas pelean a patadas

Armas de ataque y defensa
Los dientes de este gato montés o gato salvaje son, junto con sus garras, sus mejores armas.

Los animales de pezuñas pelean a patadas, una cebra puede destrozar la mandíbula de un león de una coz. En cambio, los animales que se alimentan de hierbas, como los carneros y rinocerontes, utilizan sus cuernos para defenderse.

El gemsbok, un antílope africano, tiene cuernos rectos como espadas, los cuales llegan a  medir hasta un 1.20 metros de largo. Cuando se defiende bajan la cabeza casi a nivel del suelo, apuntando al enemigo y embistiendo. Así pueden matar incluso a los más fieros leones.

Armas de ataque y defensa
El jabalí verrugoso o babirusa de África, con sus colmillos curvos y grandes, se defiende de los leopardos.

Otro caso son las cornamentas de los ciervos, las cuales solo duran unos cuantos meses cada año. Empiezan a crecer durante la primavera, llegando a su tamaño máximo en invierno, luego se desprenden de la cabeza del animal. A la siguiente primavera se inicia el proceso de nuevo.

Los extremos de la cornamenta de los ciervos son tan agudos como picahielos, los usan como armas para luchar con sus rivales por las hembras.

Finalmente, algunos insectos, peces, ranas y sapos usan el veneno que producen en el interior de sus cuerpos para defenderse o atacar a sus presas.