Inicio Animales Sorprendentes Abejas, constructoras, guerreras, trabajadoras. Un ejemplo de sociedad perfecta

Abejas, constructoras, guerreras, trabajadoras. Un ejemplo de sociedad perfecta

602
0
Compartir

El hombre ha sabido servirse de de las laboriosas abejas para obtener miel, cera de panal e incluso un poco de jalea real. Los apicultores son las personas que se encargan de tratar con las abejas y de manejar panales confeccionados en cajas, con paredes que se pueden quitar y poner, para obtener estos productos, con la más mínima molestia para las colonias de abejas.

La colmena de las abejas es una maravilla arquitectónica donde miles de individuos realizan de manera instintiva complicadas funciones.

Las abejas obreras

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

Representan a la gran mayoría de los habitantes de una colmena. Tienen una corta existencia de tan sólo 46 días, y son muy activas. Recién nacidas, las obreras hacen trabajos “domésticos de limpieza”, ya que se tragan todo. A los seis días se convierten en “niñeras” de las larvas, a las que cuidan y alimentan.

Al noveno día, les corresponde cuidar a todas las larvas mayores que requieren más cuidados. Al treceavo día ascienden de cargo y se convierten en productoras de cera; y además tendrán la misión de construir celdas en la colmena, donde permanecen hasta  el día 18.

A los 19 días de vida, llegan a lo más alto de la escala de ascenso y de esta forma se convierten en recolectoras de néctar y de agua, caro que asumirán por el resto de su vida, que finalizará en el día 45 ó 46.

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

Aparte de los cargos mencionados, algunas abejas se convierten en guardias que cuidan celosamente la entrada de la colmena. Las “ventiladoras” son el “aire acondicionado”, ya que ventilan la colmena con el batir de sus alas, las cuales baten ¡440 veces por segundo!

Por su parte, las abejas “arquitecto”, tienen la misión de diseñar cada celda, que luego será terminada por las abejas “albañiles”, “cereras” y “constructoras”. Cada celda construida es de forma circular y de hecho las abejas las moldean con su propio cuerpo. Como están unas al lado de las otras, así como encima y abajo, todas pegadas, poco a poco adquieren la forma hexagonal que todos conocemos.

Las abejas “químicas” se encargan de colocar en la miel una pequeña gota de ácido fórmico para asegurar su conservación. Por su parte, las abejas “necrófilas” son las encargadas de sacar los cadáveres de las abejas muertas y llevárselos lejos.

Como hemos podido ver hasta el momento, las abejas son una especie maravillosa. Una organización instintiva perfecta. Una de sus cualidades más sorprendentes es que todas las abejas anteriormente mencionadas son estériles, no producen huevos.

Para la recolección de néctar se requieren dos tipos de abejas

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

Las recolectoras de néctar trabajan de una forma muy especial: En la mañana, unas abejas “inspectoras” salen a explorar el ambiente.

Si hay un manzano con flores a cinco kilómetros, hasta allá se dirigen 500 abejas recolectoras. Si han salido flores en un rosal, ahí van 500 ó 1000 abejas, según la cantidad de rosas que hayan sido reportadas por las inspectoras.

La reina de la colmena

Ella es única para cada colmena y tiene dos misiones. La primera es ser madre, ya que pone alrededor de 3,000 huevos diariamente, cada uno en su celda. Por instinto, sabe clasificar todas sus larvas y de esta forma sabe cuáles serán reinas, obreras, zánganos, etc.

Las reinas tienen un ciclo de vida mucho más largo que las obreras y pueden vivir por varios años. Al cabo de seis semanas todas las abejas que hay, son hijas suyas, aunque haya decenas de miles de abejas en la colmena.

La reina se alimenta de jalea real, que no es dulce, sino amarga. Con este mismo alimento se nutren las larvas en sus primeros días de vida. La reina siempre se encuentra custodiada por una “escolta” personal y su segunda misión es esa,…ser reina. Si es extraída de la colmena, todas las demás abejas dejan de trabajar, las larvas se mueren…todo regresa a la normalidad en cuanto la Abeja Madre regresa a casa.

Los zánganos

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

Hay varios en cada colmena, hasta que la reina es fecundada. Un día, sin previo aviso, la reina sale de la colmena y detrás de ella van los zánganos. El más fuerte, o el más rápido, el que llega antes a la reina la fecunda y una vez hecho esto, es asesinado por la propia reina. Los demás zánganos sufrirán la misma suerte a manos de las otras abejas.

La colmena, una obra maestra de la arquitectura

Hablamos de una estructura usada como palacio, vivienda y para fabricar y almacenar la miel. Como ya mencionamos líneas arriba, la colmena está formada por miles de celdas hexagonales, cuya ventaja es que dan el mayo espacio posible, con la menor cantidad de cera empleada.

La “cera”, la producen las obreras de una forma misteriosa, hasta ahora indescifrada: se ponen en una posición como de meditación por 24 horas, al cabo de las cuales cuales aparecen 8 placas de cera a sus espaldas, las que van colocando en la colmena.

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

Cientos de abejas obreras hacen lo mismo. Cuando hay un gran montón de cera, las “arquitectas” diseñan la celda, y las obreras terminan de hacerla. Un particularidad insólita es que las abejas fabrican las celdas y las colmenas de arriba hacia abajo, no como nosotros construimos las cosas de abajo hacia arriba.

La miel

Las abejas encargadas de la labor, absorben con su lengua el néctar de las flores que visitan, lo introducen en su buche y vuelven a la colmena, donde se lo entregan a las obreras jóvenes; volviendo a salir en busca de más néctar, tan pronto han pasado la carga a sus hermanas.

Las abejas del interior rápidamente se ponen a trabajar para transformar el néctar en miel, ya que hay que rebajar el porcentaje de humedad, desde un 60 % con el que entra el néctar en la colmena, hasta un 16 ó 18, que tiene la miel cuando las obreras lo vacían en las celdillas. El proceso puede durar varios días, dependiendo en gran medida de dos factores: la humedad y temperatura exterior.

Miles de abejas jóvenes, que todavía no han salido de la colmena, se pasan el néctar enriqueciéndolo al mismo tiempo con encimas, que ellas mismas segregan. Cuando los aportes de néctar son muy elevados, las gotitas de néctar son depositadas sobre los panales, ya que las abejas no disponen de tiempo para procesarlo. Por la noche, cuando  todas las abejas se han recogido dentro de la colmena, abejas jóvenes, nodrizas y obreras acaban de procesar los excedentes de néctar que entraron durante el día.

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

El primer procesado del preciado líquido está terminando, consiguieron bajar la humedad hasta el 25 %, y aportar  principios activos, todavía no muy  estudiados por los científicos.

La humedad de la miel es utilizada para refrescar la colmena

El néctar es depositado en las celdas de los panales, donde todavía seguirá perdiendo humedad, hasta alcanzar el grado de maduración perfecto, en torno al 18 %. Cuando las abejas comprueban que la miel esta lista para ser guardada, sellan la celda con una fina capa de cera; este proceso se llama el operculado de las celdas y es la señal, que indica a los apicultores, cuando la miel está lista para ser recogida de las colmenas.

Durante todo el proceso de deshidratación del néctar, la pérdida de humedad es aprovechada por las abejas para refrigerar la colmena, creando corrientes de aire entre los panales por cientos de abejas ventiladoras, consiguen bajar la temperatura interior de la colmena en más de 15 grados. Consiguiendo de esta forma mantener constante la temperatura del nido de cría, que siempre ronda los 36 grados.

Una vez cerradas las celdas repletas de miel, este dulce néctar puede mantenerse en perfectas condiciones de consumo durante muchos años.

La importancia de la polinización

Además de su gran labor en la colmena, las abejas tienen la importante misión de llevar polen de flor en flor, haciendo que se fecunde la flor y de esta forma haya frutos y semillas.

Sin las abejas, el manzano no dará manzanas, pero si hay abejas, cada flor de manzano se convertirá en una manzana con semillas para plantar más manzanos.

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

¿Por qué están desapareciendo las abejas?

“Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años de vida” Albert Einstein.

“Álvaro visitó sus colmenas. Vio los panales, el estado general de las abejas, su actividad, el alimento, las crías, la producción de miel, todo estaba en orden, aparentemente. A los 15 días volvió. No estaban.”

Así comienza un artículo aparecido en el periódico Información, en su versión digital,

sobre un hecho que en el norte del planeta se ha denominado Síndrome de Colapso de Colonias (o Colony Collapse Disorder, CCD, por sus siglas en inglés) y que implicó, en sus peores años, las disminución en un 60% de las colonias de abejas tan sólo en los Estados Unidos.

Los primeros informes, según hemos podido constatar en diversos artículos mencionan que desde 1999 se empezaron a desaparecer colonias completas de abejas, algunas con su reina incluida, en otras la reina y algunas cuantas obreras y zánganos, se quedaban en la colmena.

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

Lo curioso, y que consistió en un misterio, fue que en los alrededores no se encontraron los pequeños cadáveres de las abejas, cosa que en sí misma se consideró un misterio.

Algunas explicaciones

Una vez que la alarma se activo, durante los años 2006 y 2007, los científicos del mundo industrializado empezaron a formular hipótesis que se resumen en tres: biológicas, medioambientales y tecnológicas.

En la naturaleza, aún no lo hemos aprendido, el aleteo de una abeja en Rusia podría hacer desaparecer el cultivo de las almendras, y de un cuarto de la población, en Estados Unidos. Es verdad, es un ejemplo un poco rebuscado utilizando la teoría del caso como base.

Te invitamos a leer: Zorro Volador, conoce al murciélago más grande del mundo

El problema es que cuanta verdad puede tener el que un hecho, como el uso de pesticidas en los campos agrícolas sea la causa de la caída de las defensas inmunológicas de las abejas, y por consiguiente, su muerte.

Las abejas sanas, bien alimentadas y con poco estrés, rechazan mejor a los virus, bacterias y al ácaro Varroa, un chupasangre que deja seco el cuerpo de las abejas. Pero el uso de pesticidas, los cuales en ocasiones se rocían en las semillas, acumulándose en la tierra, la planta misma y las flores de ella, afecta a la abeja. Aún si se descontinúa su uso, si se queda en la tierra, las nuevas plantas reinician el ciclo, afectando al insecto.

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

En los Estados Unidos la polinización se ha convertido en una industria, lo que significó que bajara la producción de miel. De costa a costa tráileres adaptados para transportar las colmenas cruzan las carreteras de la Unión. Esto implica estrés para las abejas, y estrés significa una baja de defensas inmunológicas de las abejas.

La segunda hipótesis, el calentamiento global. Sobre todo durante el otoño los cambios climáticos han significado que las colmenas sufran al intentar alimentarse, para pasar el invierno, por ello durante los días fríos, las abejas salen a buscar comida y mueren.

La tercera hipótesis, es que las antenas de telefonía celular, los mismos aparatos de comunicación y las cosechas de transgénicos, en especial aquellas que incorporan genes de control de plagas estarían atrás de la desaparición de las colmenas.

Aunque podría ser una combinación de todos estos factores.

Las consecuencias y ¿qué estamos haciendo?

Regresando a la cita de Einstein del inicio de estas líneas, la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) dice que hay 100 especies de cultivos que proporcionan el 90% de los alimentos en todo el mundo, y 71 de ellos son polinizados por las abejas. Sólo en Europa, el 84% de las 264 especies de cultivo y 4000 variedades vegetales existen gracias a la polinización con abejas.

Así que en un futuro sin abejas, la humanidad a nivel global se enfrenta a una posible hambruna, como primer problema derivado, por la desaparición de alimentos, de una gran cantidad de alimentos vegetales.Y bueno, también nos perderíamos de la deliciosa miel.

La buena noticia es que mientras descubren cual de las tres hipótesis es la correcta, y con ello descubren que es lo que hay que evitar para que las abejas dejen de desaparecer, ya se están haciendo algunas cosas.

Bruselas, y otros países europeos, han vetado el uso de diversos pesticidas, así como el uso de transgénicos, ahora habrá que esperar a conocer nuevos datos tras su aplicación práctica.

Abejas. costumbres de las abejas, especies en peligro de extinción

En cuanto a la eliminación del ácaro, en EEUU han inventado un sistema eléctrico denominado Mitezapper, o atrapa-ácaros, un cuadro eléctrico que irradia calor y es eficaz en un 85%.

La Universidad de Pensilvania lo combate con ácido fórmico, y otros apicultores han constatado mediante azúcar en polvo. La Universidad del Mar del Plata (Argentina), ha ensayado con aceite esencial de pomelo, con resultados positivos.

El último factor, el cambio climático, se ha comenzado a atacar desde diversos frentes, por ejemplo reducir la emisión de gases de invernadero, trabajar en energías limpias y racionalizar el uso de energía, entre otros. Pero la pregunta es si serán suficientes y lograran evitar que en 2050, junto con el aumento a nivel global en dos grados de temperatura, con el consiguiente deshielo de los polos, también se hayan evitado la desaparición de las abejas.

Fuentes | Wikipedia | Mielarlanza