Inicio Comportamiento animal 7 cosas que no sabías del Reino Animal

7 cosas que no sabías del Reino Animal

176
0
Compartir
7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpo

7 cosas que no sabías del Reino Animal es un compendio de algunas de las cosas que probablemente no sabías del mundo de los animales.

Mano de metate

7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpo

El metate, conocida y mexicanísima plancha de piedra que sirve para moler grano, viene acompañada de una piedra que se utiliza en la molienda y que machaca el grano en el metate.

Se trata de un pequeño cilindro de roca maciza, afinada en las puntas, y a quien el pueblo lo a bautizado con el nombre de mano de metate. No existe nada insólito con respecto a esto.

Lo sorprendente es que en las selvas de Chiapas y Tabasco, existe una serpiente que llega a medir tres metros de longitud, que se alimenta con el fruto del árbol de tamarindo.

Ahora bien, como su platillo predilecto crece en las alturas, la presa no podría alcanzarlo con facilidad si la naturaleza no la hubiera dotado de un acertado mecanismo, mediante el cual el reptil se compacta y se proyecta, con un impulso considerable, hacia las ramas altas del tamarindo, golpeando el fruto para hacerlo caer.

Al impactar la serpiente asemeja, precisamente, una mano de metate, es de ahí de donde le viene el nombre. Una vez en el suelo, recupera su forma y dimensiones normales, ¡y come!

7 cosas que no sabías del Reino Animal

Las abejas

7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpo

Uno de lo mitos más arraigados sobre estos maravillosos insectos voladores, es que “vuelan de flor en flor”. La verdad es que las abejas no vuelan de flor en flor… arbitrariamente. Si, digamos, una abeja comienza su día sacando el néctar de una rosa, todo ese día estará destinado nada más a libar de esa especie de flores.

Lo insólito es que la naturaleza ha dispuesto que el polen de una flor no pueda fecundar a otra flor, si no es de la misma especie. Así, durante el diario trayecto la abeja contribuye, sin saberlo, a una polinización adecuada.

Amistad, divino tesoro

7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpo

Los elefantes son los animales más leales que existen. Es bien conocido el hecho de que, cuando un elefantito cae al agua, por ejemplo, de inmediato se forma una cadena de elefantes que se lanza al rescate.

Lo que no es del dominio común, es que cuando un macho viejo sabe que sus días están contados, permanece alejado del resto de la manda en compañía de otro macho más joven, quien lo cuida con todo el cariño.

Como recompensa, el “viejo” enseña al joven todo lo que debe saber, para ser un elefante de respeto.

Cuando el anciano muere, el joven elefante se queda con él, y sus lamentos se escuchan a mucha distancia. Sólo después de que comprende que su amigo no volverá a la vida, emprende su solitario camino llevando en mente las enseñanzas que, a su tiempo, repetirá, ante de morir, a otro paquidermo más joven que él.

El espejismo del pulpo

7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpo

Los pulpos, a pesar de tener una terrible reputación en el sentido de que atacan a la menor provocación, son en realidad unos seres bastante miedosos. Tanto, que la naturaleza comprendiéndolo, les dotó de un saquito de tinta.

En efecto, cuando el animalito se ve en peligro, lanza su tinta que reproduce su propia imagen. Mientras el enemigo destanteado se lanza contra esa ilusión, el pulpo pone “tentáculos en polvorosa”.

7 cosas que no sabías del Reino Animal: Tarántulas racistas

7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, 7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpocostumbres del pulpo

La tarántula rubia, que goza de una fama por demás ingrata, se alimenta sobre todo de grillos vivos. Pero no de cualquier grillo. Dado su rubio pelaje, esta dama caprichosa no acepta grillos negros ni por casualidad, prefiere morirse de hambre antes de rebajarse a comer platillo tan “humilde”.

7 cosas que no sabías del Reino Animal: ¿Animal o vegetal?

7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpo

Una de las diferencias más notables entre los animales y los vegetales, es que los primeros capturan su alimento, mientras que los segundos lo elaboran. Pues los científicos se han guiado por esta característica para establecer qué individuos pertenecen a cada uno de los reinos.

El problema surgió cuando se descubrió al misterioso Auglena. Este veleidoso organismo constituye una especie de eslabón entre el mundo vegetal y el animal. Se trata de una amiba, que, cuando está a la luz, elabora su propio alimento, pero cuando queda a oscuras, se desplaza como cualquier animal y captura su comida… ¿Animal o vegetal? ¿O los dos?

¡Los peces peleoneros!

7 cosas que no sabías del Reino Animal, costumbres animales, tarántula rubia, peces beta, costumbres del pulpo

7 cosas que no sabías del Reino Animal. Por muy extraño que suene, la variedad de pez doméstico llamado Beta, es uno de los animales más enojones y peleoneros del mundo.

Estos simpáticos animales no se soportan unos a otros, cuando por casualidad se llegan a encontrar, se “trenzas” en feroz lucha hasta que uno de los dos queda casi muerto.

Se cuentan pintorescas anécdotas acerca de la forma en que pelean los machos. Tales luchas suelen ser dramáticas.

Cuando dos de ellos se colocan en un acuario, el tono de sus colores varía, y toman posiciones, uno al lado del otro, con la cabeza apuntando en la misma dirección y uno de ellos ligeramente “adelantado” respecto del otro; las aletas de ambos están erectas y las branquias abiertas.

Una vez logrado esto, inicia el ataque con la velocidad del rayo, intentando cada uno morder las aletas de su rival. Al final de al lucha, que no dura más de 10 minutos, uno de los combatientes puede presentar las aletas mordisqueadas y reducidas a simples muñones. También suelen atacarse los flancos, arrancándose las escamas. A veces chocan de frente y terminan con las mandíbulas entrelazadas.